Clásica dicotomía

El eterno dilema de los que amamos las lenguas: ¿enseñar?…¿traducir?…o ¿ambas?…

Me formé como traductora en Santiago, hace ya más de 15 años. Desde antes de comenzar los estudios ya amaba la que sería mi profesión, y la ejercía en mi juventud sin saberlo, traduciendo canciones de Los Beatles o de Simon and Garfunkel. Pero antes, en los años de infancia, solía pasarme horas en mi cuarto jugando a la profesora, haciendo listas de curso, poniendo notas a mis muñecos de peluche, enseñandoles a escribir.

Cuando llegó la hora de decidir qué estudiar, pesó ante todo (y lamentablemnte sigue siendo así)  lo mal remunerado que es el trabajo de profesor en mi país y el pésimo sistema de elección universitaria, donde los que obtienen puntajes de selección mediocres deben “contentarse” con seguir la carrera de Pedagogía (cuando en otros países, los estudiantes de Magsiterio necesitan tan o mejores notas que un estudiante de Medicina o Derecho) y son pocos los que la eligen por verdadera vocación. Así llegué a la carrea de Traducción, con la cual me embobé al primer minuto.

Amo traducir, y sé que lo hago bien: lo dicen mis clientes, mis publicaciones, mis amigos , lo sé también porque nada se hace mejor que lo que  apasiona. Pero también me apasiona la enseñanza, dar clases de ELE a alemanes es una actividad tan dinámica , tan enriquecedora y tan humana, tan social y divertida. Hago clases desde el primer año de vida en Chemnitz, y he tenido los grupos más diversos: adultos, niños de escuela, niños del kindergarten, estudiantes de Erasmus que se van a España, alumnos con discapacidad que son siempre los más motivados y alegres…en fin, experiencias únicas.

Y hoy, a 4 meses de haber obtenido por fin la licencia de traductora jurada para el territorio alemán, surje ante mi la posibilidad de trabajar a tiempo (casi completo) como profesora de español- Nuevamente la clásica dicotomía, el corazón que se divide entre ambas pasiones-

Muchos escritores se ganaron primero ( o siempre) la vida como traductores, y muchos traductores como profesores, y muchos profesores también traducen..y es que la vida no puede ni debe tener un solo caríz, y poder combinar lo que más me gusta hacer no debiera ser contraproducente sino proactivo.

Así que…a la tarea 😉

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Globales Lernen: el aprendizaje global en los cursos de español, Todo en español

Una respuesta a “Clásica dicotomía

  1. sybila

    que buen blog amiga. un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s